Hipnosis y sistema inmune frente al COVID-19.

Durante los últimos años se ha podido corroborar clínicamente la conexión existente entre el sistemas inmune, endocrino, nervioso y cognitivo. Ya desde hace mucho tiempo se sospechaba que el estado de ánimo y el estrés, afectaba directamente en la capacidad inmunitaria de los seres humanos, pero no es hasta finales del siglo XX cuando se tiene evidencia empírica de este hecho.

Los ensayos clínicos en este ámbito, han encontrado que diferentes factores psico-sociales como el estrés psicológico y la depresión clínica, influyen de forma directa en el sistema inmune, de hecho, se ha encontrado evidencia de que un estrés prolongado o crónico precipita una inhibición de la función inmune.

la hipnosis y el sistema inmune frente al coronavirus

En contraposición, un estresor psicológico agudo puede inhibirse en buena parte con una terapia de desensibilización sistemática (que puede aplicarse con o sin hipnosis) y también con el ejercicio físico al aire libre, re-activando así la respuesta inmune. Sin embargo, en pandemias actuales como pueda ser el coronavirus, estas opciones no están disponibles, debido al confinamiento necesario.

Los inmunólogos Solomon y Alfred Amkraut demostraron que las ratas de laboratorio estresadas mediante shocks eléctricos, a las cuales se implantaban también tumores de diversos tipos, obtenían un crecimiento tumoral mucho mayor que las ratas no estresadas en el grupo control. De este experimento surgió la hipótesis de que existía una relación entre el estrés y el sistema inmune, y para corroborar esta teoría, se extirpó parte del hipotálamo de otro grupo de ratas, observándose el rápido desarrollo de una inmuno-depresión.

Otro conocido estudio de Robert Ader administró a un grupo de ratas un fármaco inmuno-supresor con sabor a sacarina. Posteriormente bastaba con presentarles cualquier alimento con sacarina para que se produjera una reacción de estrés asociado, que ejercía un identico efecto inmuno-depresor.

Los estudios realizados posteriormente han podido constatar que la influencia que ejerce el estrés sobre la inmunidad están mediados por factores endocrinos, ya que tanto las hormonas, como los neurotransmisores y neuropéptidos interactúan de forma directa con las células del sistema inmune. En resumen, la evidencia experimental y clínica sugiere una relación funcional directa entre el estrés y la inmunidad.

¿Cómo actúa la hipnosis en el sistema inmune?

la hipnosis y el sistema inmune frente al coronavirus

Dada la influencia demostrada que el estrés ejercía sobre el sistema inmune y la capacidad de la hipnosis para regularlo, varias universidades examinaron la eficacia que la auto-hipnosis podría presentar para amortiguar estos efectos del estrés en el sistema inmune en sujetos normales, y también su capacidad para regular el sistema inmune en pacientes con algún tipo de compromiso inmunitario debido al contagio en algún tipo de pandemia vírica como podría ser el coronavirus.

Se realizaron 12 controles a 16 personas tratadas con hipnosis, donde se agregaron imágenes guiadas en las cuales podían percibir su función inmune mejorada, junto a una concentración mejorada.

El grupo de hipnosis se dividió en personas con alta y baja susceptibilidad a la hipnosis sobre la base de la escala de susceptibilidad hipnótica de Stanford, mientras que en el grupo de control se cubrió un rango completo de susceptibilidad.

Se realizaron 10 sesiones de hipnosis, una en vivo y 9 grabadas, realizadas tres veces por semana en su propia casa. Se analizó el estado de su sistema inmune en 2 ocasiones, una antes de comenzar las sesiones de hipnosis y otra después. El ensayo incluyó recuentos de células Natural Killer (NK), y el recuento de linfocitos T CD2, CD4 y CD8, así como el linfocito B CD19. También se midieron los niveles de cortisol. Igualmente, la personalidad de cada uno de los participantes fue catalogada de acuerdo al cuestionario de síndromes de personalidad (PSQ Gruzelier et al, 2000). Los cambios obtenidos mediante el uso de la hipnosis se catalogaron mediante un cuestionario sobre su estado de ánimo, que se midió con las escalas de Speilberger y Thayer.

En el examen de control se constataron los beneficios adicionales asociados con la hipnosis observando calificaciones de energía más altas en el momento del examen respecto al grupo de control (p hipnosis se halló un aumento en los recuentos de los lifocitos CD4 con una disociación de los efectos negativos del cortisol (Gruzelier et al 2000) Se encontró también una mejoría convincente en el recuento de linfocitos T y B, por lo que se puede concluir una regulación inmune positiva mediante la hipnosis.

En un estudio posterior aún no publicado (Gruzelier, Levy, Henderson), con un diseño similar, aunque no igual, se comparó una simulación de hipnosis como grupo de control, con respecto a una hipnosis real. En el primer grupo no se encontró un mejoramiento significativo en el recuento de CD4 en el momento del examen, mientras que fue más significativo en el segundo grupo (p hipnosis fueron relevantes no solo para el bienestar, sino también para la salud.

Otros investigadores de la Universidad de Harvard, han hallado que la hipnosis pueden mejorar la vida en los ancianos, pero lo que es más importante mejorar su inmunidad. Norman Cousin, indica en su libro «Head First: The Biology of Hope«, que recopila una gran cantidad de trabajos de la Universidad de Los Ángeles, entre otras universidades relevantes, que la nueva era de investigación médica dedicada a investigar la interrelación entre la mente y el cerebro en el sistema inmune, ha sido bautizada como psico-neuro-inmunología y cuya función esencial es estudiar los mecanismos de comunicación bidireccional entre el sistema neuro-endocrino y el sistema inmune.

La Universidad de Pennsylvania ha corroborado también que la hipnosis tiene la capacidad de aumentar la cantidad de glóbulos blancos, mientras que otros estudios de la misma universidad, y en España, la universidad de Málaga, Almería, Murcia y Oviedo documentan la estrecha correlación entre el rendimiento deportivo y las técnicas de hipnosis clínica.

Indicaciones de la hipnosis para el sistema inmune

Según indican los más destacados expertos (Spiegel D. 1993), existe una notable compatibilidad entre el funcionamiento de la hipnosis y la sintomatología del estrés que afecta al sistema inmune, ya que un importante componente de la hipnosis se establece mediante una disociación que procura una división entre los componentes del estresor. Otro elemento compartido entre la hipnosis y el estrés es la abstracción (Tellegen y Atkinson 1974), entendida como un estrechamiento en la focalización de la atención, a expensas de la atención periférica.

El último elemento está relacionado con la importante capacidad de sugestionabilidad que posee la hipnosis, logrando con relativa facilidad la hiperexcitación de los potenciales evocados que precipitan una alta responsividad del sistema endocrino e inmune.

De hecho, las técnicas de hipnosis y su influencia en el sistema inmune comenzaron a tener una consideración clínica, y comenzaron a contraer experiencia en pandemias virales con el virus del VIH, consiguiendo reducir la carga viral y aumentar el recuento de linfocitos CD4 en pacientes VIH positivos (Martínez 2000). Como ya es conocido, el VIH libera un complejo proteico denominado gp120, que ataca a las células inmunes CD4 al cubrir sus receptores. En ese momento, y como reacción defensiva el organismo libera importantes neuropéptidos del tipo vasoactivo-intestinal, que acuden a las células CD4 para inactivar a los gp120 y aumentar la protección de los receptores de las células CD4. Este proceso es conocido como cito-protección y está atribuido a los ADNF (activity dependent neurotrophin factor), que liberan los péptidos vasoactivo-intestinales cuando cubren los receptores de las células inmunes, y que responden de acuerdo a la neurología estrechamente cohexionada a la psicología altamente sugestionable mediante hipnosis.

Experiencia con la hipnosis en la citoprotección inmune

La experiencia acumulada de la acción de la hipnosis en el sistema inmune comenzó con un estudio para determinar con mejor precisión como la variable afectivo-emocional moldeada mediante hipnosis clínica o hipnoterapia, podría influenciar sobre las CD4 del sistema inmune, por lo que se eligió a pacientes VIH positivos con diferentes cargas virales y CD4, con objeto de conseguir una apreciación más detallada.

Se hizo especial hincapié en investigar si el moldeamiento mediante hipnosis clínica podría tener consecuencias significativas en el afrontamiento de pacientes VIH positivos diagnosticados, ya que como sucede con el diagnóstico de otras patologías como el cáncer, puede ir asociado a un duelo patológico, que puede conllevar episodios de negación inicial y otros procesos depresivos posteriores, que pueden empeorar el pronóstico y la recuperación (López y Calles 2008 utilizando el instrumento Death Anxiety Scale o DAS).

Este duelo asociado al diagnóstico se encuentra corroborado (Pakenham & Machelle 2002; Remor et al. 2001), y en el caso del VIH, el episodio de negación del duelo patológico suele coincidir con períodos iniciales del tratamiento retroviral, que aún no pueden ofrecer una carga viral indetectable, lo que supondría riesgo de contagio en relaciones sexuales no seguras, con una alta probabilidad ya que la percepción cognitiva distorsionada del infectado en negación, hace no comunicar la infección a su pareja sexual.

Los resultados del estudio sobre la influencia de la hipnosis en el sistema inmune en pacientes contagiados con VIH resultó ser más sencillo de evaluar de lo esperado, debido a los contundentes resultados, que resultaron estadísticamente inequívocos. De los 22 casos del estudio de pacientes VIH positivos que presentaban un recuento de linfocitos CD4 entre150 y 600, se pasó a una orquilla de 300 a 800 CD4 después de un trimestre con sesiones de hipnosis clínica o hipnoterapia. Esto supone una mejora significativa respecto al grupo de control sin hipnoterapia cuyo aumento pro-medio no fue significativo, por lo que se pudo afirmar que la hipnosis clínica resultó ser un coadyuvante eficiente en la recuperación inmune de pacientes contagiados, a lo que debe agregarse un mejoramiento significativo del estado anímico.

Conclusiones sobre la influencia de la hipnosis en el sistema inmune

De todos los trabajos citados se puede deducir con un margen estrecho de duda que la terapia con hipnosis clínica de segunda generación (cognitivo conductual) denominada como hipnoterapia procura un mejoramiento constatado sobre el estrés y su correspondiente cortisol, habitual precursor de la inhibición del sistema inmune, y ha resultado ser un eficiente coadyuvante de los tratamientos retrovirales en caso de pandemias víricas, por lo que su uso debería estar indicado en estos casos.

A la vista de estas conclusiones, la organización de hipnosis de España ofrecerá una terapia online de hipnosis totalmente gratuita y de forma completamente altruista, para el mejoramiento del estrés y la ansiedad derivada, con objeto de apoyar y mejorar el sistema inmune de personas que podrían haberse contagiado de coronavirus o COVID-19 con sintomatología leve y que pueden ver su sistema inmune comprometido, así de personas no contagiadas, pero que como consecuencia del confinamiento, presentan sintomatología ansiosa inhibiendo las capacidades de su sistema inmunitario.

Preguntas frecuentes sobre el sistema inmune

Referencias

  • Abbas Abul K. Litchman Andrew General Propieties of Immune Responses. Cellular and Molecular Immunology 5º pp. 298 317 Elsevier Science Chapter 13 (2001).
  • Pantaleo G., Fanci A.S. New concepts in the immunopathogenesis of HIV infection. The Annual Review of Immunology 13 487-512 (1995).
  • Greene W.C. Regulation of HIV-1 gene expresion. The Annual Review of Immunology 8 453-76 (1990).
  • Fundamentos de la inmunología. Universidad de Talca (Chile) pp. 467-83 (1998).
  • Spiegel K., Leproult R., Van Cauter E. Impact of sleep debt on metabolic and endocrine function. The Lancet 354 1435-1439. DOI: 10.1016/S0140-6736(99)01376-8 (1999).
  • Lasselin J., Rehman J., Akerstedt T., Lekander M., Axelsson J. Effect of long term sleep restriction and subsequent recovery sleep on the diurnal rhythms of white blood cell subpopulations. Brain Behavior and Immunity 47:93-99. DOI: 10.1016/j.bbi.2014.10.004 (2015).
  • Del Gallo F., Opp M.R., Imeri L. The reciprocal link between sleep and immune responses. Archives italiennes de biologie 152 93-102. DOI: 10.12871/000298292014234 (2014).
  • Schwalbe E., Hansen K., Schmidt F., Schrezenmeier H., Marshall L., Burger K. et al. Acute effects of recombinant human interleukin-6 on endocrine and central nervous sleep functions in healthy men. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism 83 1578-1579. DOI: 10.1210/jcem.83.5.4795 (1998).
  • Rosillo M. G. et al. Sleep and immune system. Revista alergia. Universidad Nacional Autónoma de México 10 2448-9190 (2018).
  • Nova E. et al. La estrecha relación entre la nutrición y el sistema inmunitario. Grupo de Inmunonutrición. Dpto. Metabolismo y Nutrición. Consejo Superior de Investigaciones Científicas (2008).

Deja un comentario