Inicio » hipnosis » Hipnosis y el colon irritable 2

Hipnosis y el colon irritable 2

En los síntomas antes manifestados se constata que las pacientes femeninas tienden a divulgar el trastorno en más casos que los pacientes masculinos, aunque la severidad de los mismos, efectos del trastorno y niveles psicológicos de la señal de ayuda son muy similares (Talley y Spiller, 2002).

Los criterios de Manning fueron los primeros en ser desarrollados y aplicados para el diagnóstico del síndrome del colon irritable (Talley y Spiller, 2002). Sin embargo, el criterio de Roma II es considerado como el concepto clasico para el diagnóstico (Blanchard, 2001). En 2006, se publica el criterio de Roma III, más actualizado (Longstreth, Thompson y Chey, 2006).

check verde Eficiencia de la hipnosis.

La terapia con hipnosis para el síndrome de colon irritable, es un tratamiento aceptado por el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (Olatunji, Tolin y Lohr, 2004), habiendo probado su eficiencia en el control de mejora del hábito del intestino, aumentando el bienestar, reduciendo el dolor y la hinchazón (Whorwell, 2008).

Estos términos son aceptados por la medicina general, quien mantiene la estimación de que la hipnosis es eficiente para el síndrome del colon irritable, y en países como el Reino Unido se considera de forma seria la posibilidad de enviar un paciente al hipnólogo en caso de ser necesario (Cox, De Lusignan y Chan, 2004).

La terapia con hipnosis ha demostrado una gran eficiencia reduciendo el umbral del dolor sensorio rectal que experimentan hipersensibilidad o hiposensibilidad. Esto es, un aumento del umbral sensorial del dolor, mediante la aplicación de terapia con hipnosis.

check verde Estudios de eficiencia de la hipnosis.

En los estudios de Houghton, Calvert, Larder, Gonsalkorale, Whelan, Randles, Cooper, Cruickshanks, Miller y Whorwell (2002) se aplicó terapia con hipnosis a 23 pacientes diagnosticados de colon irritable, con objeto de reducir su sensibilidad rectal, sintomatología, ansiedad y depresión. Los síntomas y su intensidad fue valorada y medida antes y después de las 12 semanas de duración de la terapia con hipnosis. Del grupo de los 23 pacientes, se seleccionó para el estudio 10 pacientes hipersensitivos, 7 hiposensitivos y 6 normales antes de iniciar el tratamiento. Al aplicar terapia con hipnosis la media sensorial del umbral del dolor, se incrementó en el grupo de los hipersensitivos (p=0.04) y decreció en el grupo de los hiposensitivos, aunque esto último no alcanzó una significación estadística (p=0.19). No obstante, no se presentó correlación alguna con el grupo de hiposensitivos (p=0.19). En lo referente a la reducción de la ansiedad y la depresión, se registró una correlación positiva en la mejora del umbral sensorial del dolor del grupo de hipersensitivos.

En los estudios realizados por Houghton et al. (1999), Whorwell, Houghton, Taylor y Maxton (1992) se encuentran resultados muy similares a los anteriores, y sus conclusiones se especifica que el uso de la hipnosis reduce claramente la sensibilidad rectal y la motilidad colonica.

En los estudios de Colgan y Whorwell (1990), se aplicó hipnosis a 15 pacientes con diagnóstico de colon irritable, y se comparó con un grupo control de otros 15 pacientes también con colon irritable, pero que no fueron tratados con hipnosis. Los autores concluyen que los pacientes tratados con hipnosis mejoraron significativamente el dolor y los síntomas, gracias a los cambios producidos por la hipnosis en su sensibilidad rectal, mientras que el grupo de pacientes de control, no mostraron cambios significativos.

En los estudios de Galovski y Blanchard (1998) se realizó un estudio con 12 pacientes de colon irritable, aplicando a 6 de ellos 12 sesiones de terapia con hipnosis de 30 a 60 minutos cada una, mientras a los otros 6 pacientes (grupo de control) se les aplicó el tratamiento habitual. Los resultados mostraron que los pacientes tratados con hipnosis mejoraron significativamente (p=0.016), y sus síntomas de dolor abdominal, hinchazón, eructos, diarrea, nausea, constipación y flatulencia eran notablemente menores que los pacientes del grupo de control. Estos resultados se estables durante los 2 meses siguientes del seguimiento de ambos grupos.

En los estudios Roberts, Wilson, Singh, Roalfe y Greenfield (2006) se realizó un estudio de ensayo control al azar con 81 pacientes, con edades de 18 a 65 años, todos ellos con diagnóstico previo de colon irritable. A 40 de los pacientes se les aplicó terapia con hipnosis coadyuvante a su tratamiento habitual compuesto por una medicación de antidiarreicos y antiespasmódicos. A los 41 pacientes restantes se les aplicó únicamente su tratamiento de medicación habitual. En los resultados finales se refleja que, tras los 3 meses de duración del estudio, los pacientes correspondientes al grupo de hipnoterapia coadyuvante a su tratamiento habitual, mejoraron significativamente en sus síntomas de dolor, diarrea y resto de síntomas (p<0.05), comparativamente al grupo control. El grupo tratado con hipnosis requirió menos medicación tras un mes medio de estudio, la gran mayoría, recibió alta del trastorno. En los estudios de Palsson (2002), se aplicó 7 sesiones de hipnosis, de 45 minutos cada una, a 15 pacientes de colon irritable por más de un año (siguiendo el criterio Roma), para ser comparados con un grupo control de otros 15 pacientes con una media de edad de ambos grupos 39 años. Los resultados obtenidos indicaron que en el grupo al que se aplicó terapia con hipnosis, los pacientes mejoraron significativamente (p=0.002), frente a los pacientes del grupo control. Esta diferencia se mantubo estable al 70% en los siguientes 10 meses.

En los estudios de Forbes et al. (2000) se realizó un estudio con 52 pacientes diagnosticados de colon irritable con una media de edad de 37 años, a los cuales se le había aplicado un tratamiento convencional durante 6 meses, sin obtener mejora alguna. A 27 pacientes se le aplicó terapia con hipnosis grupal mediante sesiones grabadas, y otros 25 pacientes se le aplicó terapia de hipnosis individual. Los reultados arrojaron que el 76% de los pacientes que recibieron terapia de hipnosis individual y el 56 % que recibió terapia de hipnosis grupal grabada, obtuvieron mejoría en todos sus síntomas, sin haberse podido apreciar diferencias significativas entre los modos de aplicación de la terapia con hipnosis.

En los estudios de Roberts (2005), se realizó un estudio con 81 pacientes de colon irritado refractarios a tratamiento convencional, con una media de edad de 41 años. Se aplicó a un grupo de 40 pacientes, 5 sesiones de terapia de hipnosis de 30 minutos, y a otro grupo de control de 41 pacientes sólo el tratamiento usual. Roberts encontró que la mejora de los pacientes pertenecientes al grupo en que se aplicó terapia con hipnosis, fue sustancialmente mayor que la de pacientes pertenecientes al grupo control.

En los estudios de Simren, Ringstrom, Bjornsson y Abrahamsson (2003), se trabajó con 45 pacientes con una edad media de 42 años y con diagnóstico antiguo de colon irritable, que también se mostraban refractarios al tratamiento, y recibieron terapia de hipnosis durante 1 hora por semana, a lo largo de 12 semanas. El grupo control estaba configurado por 25 pacientes con igual diagnóstico que recibieron otros tipos de terapia. Los 42 pacientes estudiados completaron cuestionarios (IBSQOL) sobre su calidad de vida antes de iniciar el tratamiento, así como controles de ansiedad y depresión (Hospital Anxiety and Depression scale) y de sus funciones cognitivas (Escala Cognitiva para desordenes funcionales del intestino). Trascurridas las 12 semanas del estudio, los pacientes correspondientes al grupo al que se aplicó hipnoterapia mejoró sus síntomas de dolor, la inflamación abdominal también mejoró, y los síntomas relacionados con el habito del intestino no presentaron cambios significativos. La calidad de vida del grupo al que se aplicó terapia con hipnosis mejoró su salud mental, sus ciclos de sueño y su rol social, mientras que la ansiedad, ira y frustración se redujo significativamente. También se observó una importante mejora de sus funciones cognitivas. El grupo de control no presentó variaciones significativas.

En los estudios de Sjoberg et al. (1999) se realizó la investigación con 55 pacientes diagnosticados con de colon irritable según el criterio Manning, con una media de edad de 37 años. A estos pacientes se les aplicó 12 sesiones de terapia con hipnosis, con una duración de 60 a 90 minutos cada una. Los resultados desvelaon que el 71% de los pacientes obtuvieron mejoras relevantes en todos los síntomas.

En los estudios de Simren, Ringstrom, Bjornsson y Abrahamsson (2003), se comparó la terapia con hipnosis y la psicoterapia cognitivo conductual en 28 pacientes con síndrome de colon irritable, igualmente refractarios a tratamiento farmacológico. El primer grupo de pacientes recibió terapia con hipnosis enfocada a la extinción de los síntomas intestinales durante 1 hora por semana durante 12 semanas. El segundo grupo recibió terapia cognitivo conductual en sesiones de 1 hora por semana, a lo largo de 12 semanas. Los resultados mostraron que el grupo tratado con hipnosis redujo visiblemente más la componente sensorio motor de la respuesta gastrocolónica, que el segundo grupo. Este estudio comenta en sus conclusiones de observación, que la hipnoterapia demostró ser muy superior a la terapia cognitivo conductual en términos de mejoramiento de los hábitos intestinales, el bienestar, la reducción del dolor, la inflamación, y el uso d medicación.

En lo estudios de Mary Joan Gerson (2009) se estudió el uso de la terapia de grupo con hipnosis para el tratamiento del colon irritable. Los síntomas de cada paciente fueron comparados con los mostrados un año después del estudio, igualmente se completaron 3 cuestionarios, el IBS Severity Scale (IBS-SS), el IBS Mind Body questionnaire (MB) y el Quality of Relationship Scale (QRI) por los propios pacientes, antes de iniciar la terapia de grupo, para determinar si las variables psicosociales podrían incrementar los resultados. La muestra de conclusiones se ofreció con 48 pacientes diagnosticados de colon irritable, de los que 31 eran mujeres y 17 eran hombres. Los pacientes recibieron 7 sesiones de terapia de grupo con hipnosis dos veces por semana, en grupos de 3 y 8 personas. Los cuestionarios IBS-SS fueron rellenados de nuevo después de concluir la terapia grupal a los 3, 6 y 12 meses. De acuerdo a lo contemplado en el criterio Whorwell, 14 de los pacientes pacientes padecían un síndrome de colon irritable severo, 21 de ellos de intensidad moderada y 13 leve. Sólo 8 de los 48 pacientes estudiados no mostró mejora alguna en las puntuaciones. Los test pareados IBS-SS mostraron una mejora significativa en los 40 pacientes restantes, especialmente en lo relativo al dolor abdominal, distensión, satisfacción intestinal, e interferencia con las actividades normales. La puntuaciones mejoraron de forma significativa en los 3 a 6 meses posteriores, con reducciones aún mayores comparativamente a la medición anterior. Las conclusiones del estudio, demostraron que el uso de hipnoterapia grupal fue acertado, con una significancia estadística en la reducción de los síntomas. La terapia de hipnosis de grupo presentó la ventaja eficiencias poco menores que la terapia individual, pero con un menor costo y tiempo.

Noticias similares

Uso de cookies

La ORG de hipnosis de España, utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies