Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Hipnosis para el dolor

Terapia de hipnosis para el dolor en CD de alta eficiencia.

shadow

Hipnosis para el dolor.Hipnosis para el dolor.|Máxima eficiencia de resultados.|Sociedad de Hipnosis Profesional.

Tabla de contenidos de esta publicación realizada por la organización de hipnosis de España. Mostrar

Hipnosis para el dolor

La hipnosis para el dolor es un método de analgesia psicógena aplicada con hipnosis que consituye uno de los métodos de control del dolor más eficientes clínicamente. Empleado con frecuencia en la cirugía hospitalaria, para los alérgicos farmacológicos, es capaz de inhibir cualquier dolor localizado por intenso que este sea. Si usted padece dolor crónico recidivante, la hipno analgesia es sin duda su solución. Garantía de producción de la Sociedad de Hipnosis Profesional.

La hipnosis para el dolor inhibe rápidamente su percepción de dolor, bloquenado las vías de transmisión a través de las neuronas sensitivas primarias, cuyos cuerpos neuronales se encuentran en los ganglios raquídeos. Las ventajas de la hipnosis es que usted mantiene la terapia hasta eliminar completamente el dolor. En su casa, de forma cómoda, antes de dormir, cada noche, con sólo 60 minutos de exposición a la terapia de hipnosis para el dolor y lo que es aún mejor, sin prácticamente efectos secundarios, dado que la hipnosis es casi inocua, y genera muy pocos efectos indeseados. Con la hipnosis para el dolor obtendrá los resultados más rápidos y eficientes. La actual hipnosis para el dolor resulta tan eficiente, que se utiliza en la asistencia hospitalaria como alternativa a la sedación farmacológica.

hipnosis para el dolor
shadow

Escuchar un fragmento de la terapia con hipnosis para el dolor

shadow

¿Es eficiente la hipnosis para el dolor?

La hipnosis para el dolor, se encuentra totalmente corroborada mediante una gran cantidad de estudios neuro-anatómicos que demuestran cómo la La hipnosis para el dolor reduce de forma dramática la percepción del dolor (Laureys, Lamy, Del Fiore, Luxen, Faymonville, Franck, Degueldre, Maquet, 2000). Específicamente reduce la percepción del dolor un 52% más que el reposo o la relajación, y un 47% más que la concentración según se evidencia en los estudios de Lamy, Faymonville, Roediger, Del Fiore, Maquet, Delgueldre, Luxen, Phillips en 2003, que a su vez ratifican los estudios anteriores de Faymonville,

Mambourg, Lamy, Joris, Fissette, Roediger en 1995, que ya destacaban la eficiencia de la hipnosis para el dolor. En los estudios posteriores de Franck, Lamy, Laureys, Del Fiore, Luxen, Laureys, Maquet, Faymonville, Degueldre en el año 2.000, destacan la eficiencia de la hipnosis para el dolor mesurable en el cortex cingulado medio, con la implicación detectada de una importante red cortical y sub-cortical que afecta a los diferentes mecanismos sensoriales y cognitivos que constituyen la percepción de dolor.

Por otra parte, se ha detectado evidencia de la eficiencia de la hipnosis para el dolor en la red neuronal del cortex cingulado medio. Este hecho ya era conocido en clínica al observarse que los pacientes sometidos a hipnosis para el dolor modificaban sus respuestas de conducta, con de un incremento inmune ante estímulos dolorosos, según se constata y publica por Lamy, Mambourg, Faymonville, Joris, Albert, Vrijens y Fissette en 1997. De estas investigaciones se deduce claramente que no sólo la farmacología puede modular conexiones en las áreas corticales y sub-corticales, sino que algunas estrategias psicológicas, entre las que destaca la hipnosis para el dolor, pueden tener incluso más eficiencia en la inhibción del dolor.

Respecto a la neuro-anatomía funcional de la hipnosis para el dolor son muy conocidos los trabajos de investigación de Del Fiore, Laureys, Faymonville, Luxen, Degeldre, Maquet, Franck y Lamy en el año 2.000, así como los trabajos de corroboración de Lamy, Degueldre, Faymonville, Maquet, Luxen, Delfiore y Franck en 1.999, donde se pudo evidenciar de forma empírica, la relevancia de la hipnosis para el dolor en el hemisferio izquierdo del cerebro, sobre las áreas corticales de la corteza pre-frontal, pre-central, pre-motora, ventro-lateral, occipital y parietal, y también que algunas regiones específicas del hemisferio

derecho del cerebro, como la corteza cingulada anterior y occipital actuaban de forma muy eficiente al aplicar hipnosis para el dolor. Estos resultados fueron confirmados de nuevo por Price, Paus, Rainville, Duncanc, Hofbauer y Bushnell en 1.999. Aún se consideran pocos los estudios realizados por Rainville (2.002) sobre la actividad del cerebro respecto a la percepción del dolor, y por tanto los posibles efectos secundarios que la hipnosis para el dolor, pudiera tener, aunque resulta especialmente llamativo la actuación emocional de la amígdala y el estriado ventral en la hipnosis para el dolor, actuando de forma conjunta con la corteza cingular anterior, que según parece contribuyen a la auto-regulación del sistema endógeno que modula el dolor, sin embargo, el funcionamiento pormenorizado de este área carece todavía de suficiente evidencia científica.

Respecto a la implicación de la corteza pre-motora que se observa claramente al aplicar hipnosis para el dolor, todos los resultados parecen sugerir que también inhibe otras patologías que pudieran estar involucradas como la ansiedad y la depresión, influyendo de forma notable en las respuestas emocionales y defensivas del sujeto sometido a hipnosis para el dolor. Se pudo apreciar que este contexto, que actúa reduciendo la actividad de estas zonas corticales implicadas del cortex cingulado anterior, al igual que otras áreas sub-corticales del tálamo y del estriado. Esto hecho queda corroborado y demostrado en los estudios de Moonen, Schnakers, Boly, Luxen, Vanhaudenhuyse, Bricharnt, Balteau, Lamy, Delguere, Laureys, Maquet y Faymonville en 2.009.

Igualmente se ha podido corroborar en todos los casos estudiados en los que se aplicó hipnosis para el dolor en sustitución de anestésicos para una cirugía, que la cicatrización se mostraba acelerada, y el número de complicaciones relativas a infección de las incisiones y puntos, se redujo de forma claramente observable, y así se constata en los estudios de Alibhai y Alladin en 2.007, y en los estudios posteriores de Alladin en 2.007 – 2.008

¿Cómo funciona la hipnosis para el dolor?

La hipnosis para el dolor emplea una técnica clínica conocida como hipnoanalgesia o analgesia psicógena, empleada para diversas áreas como rehabilitación, cirugía y odontología fundamentalmente.

Frecuencias añadidas a la sesión
  • DELTA SOUND BRAINWAVE: Incluido en la grabación.
  • MODO DE GRABACIÓN: Binaural Vitrate High Quality TECH.
  • FILTROS DIGITALES ITD: Incluidos en la grabación.
  • FILTROS DIGITALES ILD: Incluidos en la grabación.
  • FREQUENCY: 1 Hz.-Muffled Vibration incluida en grabación.
  • THETA FREQUENCY: 5,5Hz.-Isochronic Metal Tones incluidos.
  • BINAURAL HQ-FQ: Incluido en la grabación.
hipnosis para el dolor

La hipnoanalgesia activa la amígdala de una forma intensa, hasta el punto en el que cuando el dolor es infringido de forma clínica (cirugía) sus efectos permanecen durante muchas horas (incluso días) posteriores a la intervención, por lo que los episodios post-operatorios son muy leves en comparación con la sedación farmacológica. Específicamente se ha constatado una hiperactivación de la zona límbica que no sólo colabora a la inhibición del dolor, sino que también varía sustancialmente el ánimo del paciente.

Los estudios de Svensson, Abrahamsen, Lodahl, Dietz, Zachariae, Roepstorff y Ostergaard en 2.010 han demostrado que la hipnosis para el dolor genera una intensa inhibición de la actividad cortical. Estas investigaciones muestran que la hipnosis para el dolor reduce de una forma significativa la percepción de dolor, hasta reducirla a niveles poco perceptibles o nulos, inhibiendo las señales neurológicas de dolor en la espina dorsal, lo que impide que estas señales lleguen al cerebro. Nuestro cerebro no llega a recibir estas señales del sistema nervioso central y periférico, por lo que registra dolor alguno.

Indudablemente la parte negativa de la hipno-analgesia indudablemente es ser una víctima de su propio éxito. La inhibición de la percepción del dolor en una orquilla comprendida entre el 90 y el 100% impide también que el cerebro pueda percibir la señal de alarma que el dolor supone. El dolor es básicamente una señal que nos advierte de algo que no esta funcionando bien en una zona específica, y generalmente inhibe o incluso impide su movilidad como protección. Si la señal de dolor queda extinguida en la espina dorsal, ciertamente este no llega a percibirse, y consecuentemente tampoco la alarma que el dolor supone. Esto supone que NO DEBE APLICARSE sin una supervisión médica previa que identifique la procedencia del dolor y sus causas. Supone una irresponsabilidad absoluta extinguir el dolor con hipno-analgesia sin conocer la causa que lo produce, y puede conducir a consecuencias muy graves.

No obstante, la hipnoanalgesia resulta un método ideal para la extinción del dolor en patologías crónicas ya diagnosticadas y tratadas clínicamente. Igualmente, se utiliza con éxito absoluto en cirugía para personas que presentan alguna incompatibilidad con la sedación farmacológica. Por último en aquellas patologías episódicas que cursan dolor (fracturas oseas, traumatismos, esguinces … ect.) pueden ser tratadas eficientemente con hipno-analgesia, siempre y cuando se vigile atentamente la inflamación y se inhiba conscientemente la movilidad de la zona afectada, ahora indolora pero igualmente traumatizada. En consecuencia, se puede considerar la hipno-analgesia empleada en la hipnosis para el dolor como un potente analgésico de amplio espectro, con capacidad superior a la morfina y un episodio de analgesia duradero.

Vídeos sobre aplicaciones de la hipnosis para el dolor

shadow
shadow
shadow
Comprar el CD de hipnosis para el dolor

¿Cuales son los tratamientos más frecuentes para el dolor?

número 1
Analgésicos farmacológicos (acetaminofeno, ibuprofeno, naproxeno, anti-inflamatorios no esteroideos)
Eficiencia durante el primer año / 69%
Eficiencia en el segundo año / 40%
Eficiencia después de varios años / 17%
número 2
Opiáceos farmacológicos (morfina, hidromorfona, hidrocodona, fentanilo)
Eficiencia durante el primer año / 90%
Eficiencia durante el segundo año / 64%
Eficiencia después de varios años / 36%
número 3

Terapia de hipnosis para el dolor.

Eficiencia durante el primer año / 95%
Eficiencia durante el segundo año / 92%
Eficiencia después de vario años / 92%
número 4
Cannabis médico (marihuana) o cannabinoides.
Eficiencia durante el primer año / 81%
Eficiencia durante el segundo año / 65%
Eficiencia después de varios años / 41%

¿Quien puede aplicar eficientemente esta terapia de hipnosis para el dolor?

Soy un hipnólogo profesional en ejercicio

Pero no conozco suficientemente este protocolo de hipnosis clínica. ¿Donde puedo documentarme más al respecto?

shadow

Referencias

  • Trastornos músculo-esqueléticos, psicopatologías y dolor.
  • Neuroanatomía funcional de la hipnosis. Dolor, sufrimiento humano y ley.
  • Secretaría de Estado de la Seguridad Social.
  • Ministerio de Empleo y Seguridad Social.
  • Steven Laureys. Director del grupo para el estudio científico del coma.
  • Marie Elisabeth Faymonville. Directora de la clínica de dolor del Hospital Universitario de Liege.
  • Assen Alladin. Director de la facultad de medicina de la Universidad de Calgary.
  • David Patterson. Director del departamento de medicina rehabilitadora de la facultad de medicina. Universidad de Washington.
  • Michael Yapko. Doctor en psicología clínica. Universidad de California.
  • Frank Keefe. Director del departamento de psicología y neurociencias del centro médico de la Universidad de Duke.
  • Elvira Lang. Directora del departamento de radiología de la facultad de medicina de Harvard.
  • Mario Araña. Doctor en psicología clínica. Premio nacional de investigación. Director de programas nacionales.

También podría interesarle

La organización de hipnosis de España necesita tu conformidad. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar