Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
shadow

Hipnosis para dejar de fumar

Dejar de fumar con hipnosis en pocos días.Dejar de fumar con hipnosis en pocos días.|Máxima eficiencia de resultados.|Sociedad de Hipnosis Profesional.

Esquema del contenido de esta publicación de la organización profesional de hipnosis de España. Mostrar

Dejar de fumar con hipnosis clínica

Con la terapia de hipnosis usted puede dejar de fumar en pocos días, sin sufrir los fuertes episodios de ansiedad procurados por el síndrome de abstinencia y con una remitencia prácticamente nula en casi la totalidad de casos, por lo que usted abandonará su adicción para siempre, sin subir de peso debido a la ansiedad del síndrome de abstinencia. Con la total garantía en la realización y producción de la Sociedad de Hipnosis Profesional.

Existen tres tipos de dependencia con el tabaco, que le generan síndrome de abstinencia cuando trata de abandonar su adicción: la biológica, la psicológica y la social. La segunda de ellas, la psicológica es la que mayores problemas de abstinencia plantea. Causa más del 90% de fracaso en el intento de abandono, ya que desintoxicarse de las sustancias químicas que porta el tabaco no es problema. Como en cualquier adicción el problema siempre es neurobiológico donde nuestro cerebro reclama sus dosis de dopamina (una sustancia que nos proporciona la sensación de placer y recompensa) que nuestro cerebro se ha habituado a obtener a través del tabaco. La relación entre el estrés y el tabaquismo está bien documentada en la actualidad (Siegfried, Bourdeau, Davis, Luketich & Shriver, 2000).

La actual hipnosis clínica resulta muy eficiente en la extinción absoluta y no remitente del tabaquismo, inhibiéndolo hasta su total desaparición, en un episodio breve.

hipnosis para dejar de fumar
shadow

Escuchar un fragmento de la terapia con hipnosis para dejar de fumar

shadow

¿Es eficiente la hipnosis para dejar de fumar?

shadow

Desde hace muchos años la hipnosis clínica se ha utilizado como tratamiento de diferentes trastornos, y su uso para el tratamiento del tabaquismo se ha universalizado por su eficacia. Hoy día, sabemos que la hipnosis clínica es una eficiente herramienta para la modificación de conducta. La búsqueda de una técnica rápida, sin efectos secundarios y con un coste bajo, ha hecho que todas las miradas psicoterapéuticas se dirijan hacia la hipnosis clínica como tratamiento para las adicciones, y particularmente para dejar de fumar. En España donde se

calcula que hay 11 millones de personas que fuman diariamente, y hasta tres millones de fumadores intentan dejarlo cada año (dato de la Sociedad Española de Medicina de Familia), se observa un claro aumento de profesionales y entidades que utilizan la hipnosis para dejar de fumar.

Estudios de eficiencia sobre la hipnosis para dejar de fumar

Una buena parte de estos estudios se realizaron mediante una sola sesión de hipnosis clínica más repeticiones grabadas de la misma sesión, que los participantes debían repetir durante el tiempo que les fuese necesario.

  • Estudios de Cornwell: Grupo de terapia con hipnosis para dejar de fumar 60 personas. Grupo de control 60 personas. El grupo de terapia con hipnosis para dejar de fumar obtuvo un 30% más de abstinencia que el grupo de control después de dos meses de finalización del tratamiento. El grupo de control con placebo obtuvo un 0,6% de abstinencia.
  • Estudios de Spiegel: Grupo de terapia con hipnosis para dejar de fumar 120 personas. Grupo de control 120 personas. El grupo de terapia con hipnosis para dejar de fumar obtuvo un 23% de personas con abstinencia total después de 2 años, y otro 20% que había reducido su consumo en más de la mitad de la dosis. El grupo de control con placebo obtuvo un 0,7% de abstinencia.
  • Estudios de Rabkin: Grupo de terapia con hipnosis para dejar de fumar 80 personas. Grupo de control 80 personas. El grupo de terapia con hipnosis para dejar de fumar obtuvo un 24% de abstinencia después de seis meses. El grupo de control con placebo obtuvo una abstinencia del 0,5%.
  • Estudios de Elkins y cols: Estudio basado en 8 sesiones de hipnosis para dejar de fumar con un grupo de terapia de 75 personas y otro grupo de control de 75 personas. El grupo de terapia con hipnosis para dejar de fumar obtuvo un 40% de abstinencia absoluta después de 6 meses desde el tratamiento. El grupo de control con placebo obtuvo una abstinencia del 0,6%.
  • Estudios de Hyman y Billings: Estudio basado en 4 sesiones de hipnosis para dejar de fumar con un grupo de terapia de 20 personas y otro grupo de control de 20 personas. El grupo de terapia con hipnosis para dejar de fumar obtuvo un 60% de abstinencia después de 6 meses desde el tratamiento. El grupo de control con placebo obtuvo una abstinencia del 0,4%.
  • Estudios de Nuland & Field: Estudio basado en una combinación de sesiones presenciales de hipnosis para dejar de fumar con sesiones grabadas o auto-hipnosis en un grupo de terapia de 35 personas y otro grupo de control de 35 personas. El grupo de terapia con hipnosis para dejar de fumar obtuvo un 63% de abstinencia después de 6 meses desde el tratamiento. El grupo de control con placebo obtuvo una abstinencia del 0,6%.
  • Estudios de Carmody y cols: Estudio basado en una combinación de sesiones presenciales de hipnosis para dejar de fumar con parches de nicotina en un grupo de terapia con 50 personas sin grupo de control. Obtiene un 46% de abstinencia después de 12 meses desde el tratamiento.
  • Estudios de Watkins: Estudio basado en una combinación de sesiones de hipnosis para dejar de fumar con psicoterapia cognitivo conductual en un grupo de terapia con 60 personas sin grupo de control. Obtiene un 78% de abstinencia después de 6 meses desde el tratamiento.

Estas investigaciones también indican que una sola sesión de hipnosis para dejar de fumar, es más eficiente que ninguna sesión, y considerablemente más eficiente que el placebo. Se especifica también que los resultados no apoyan la teoría de un tratamiento con hipnosis para dejar de fumar en una sola sesión como algo posible para la mayoría de las personas. De las aproximadamente 500 personas participantes en los estudios referidos, todas ellas necesitaron un promedio 2 a 8 sesiones para lograr una abstinencia sin recaídas. El porcentaje de abstinencia se establece en una horquilla del 45 al 65% que es directamente dependiente con la determinación clara respecto al abandono de la adicción. El índice de recaída en los siguientes 5 años desde el momento de la terapia en las personas que presentaron abstinencia fue >4%.

Frecuencias añadidas a la sesión
  • DELTA SOUND BRAINWAVE: Incluido en la grabación.
  • MODO DE GRABACIÓN: Binaural Vitrate High Quality TECH.
  • FILTROS DIGITALES ITD: Incluidos en la grabación.
  • FILTROS DIGITALES ILD: Incluidos en la grabación.
  • FREQUENCY: 1 Hz.-Muffled Vibration incluida en grabación.
  • THETA FREQUENCY: 5,5Hz.-Isochronic Metal Tones incluidos.
  • BINAURAL HQ-FQ: Incluido en la grabación.

Sin embargo la literatura no ayuda demasiado, ya que publica una gran disparidad entre autores en cuanto a su eficiencia, pudiendo encontrarse escalas entre el 90% y el 4%. La realidad investigativa ha corroborado tras varias revisiones que la verdad esta en el centro, en la escala del 50 – 60%, donde se especifica que la hipnosis es un método eficaz para dejar de fumar con una eficacia similar a otras estrategias psicológicas en el 30% de los casos, y con eficacia demostradamente superior en un 70% de casos (Cornwell, Burrows y McMurray 1981, Crasilneck 1990, Frank, Umlafuf, Wonderlich y ashkanizi 1986, Williams et al 1988, Spiegel & Bespalec 1974, Schwart 1987, Lynn et al 1993, Chockalingam & Schmidt 1992, Lynn & Bayot 1992, Garrido, Castillo y Colomer 1995). En general, todas las investigaciones sobre el tabaquismo se han incrementado mucho en los últimos años, demostrando su relación directa con distintas enfermedades como el cáncer de pulmón, de cavidad bucal, de laringe, enfermedades cardiovasculares, respiratorias, etc. Un informe del Real colegio de Médicos de Londres, y especialmente el informe sobre tabaco y salud del Ministerio de Sanidad Estadounidense (en 1964), confirmo tanto para científicos, como para la población en general, las terribles consecuencias del tabaco, no obstante, tanto el DSM de la American Psychiatric Association como la Organización Mundial de la Salud explican que el tabaquismo es una adicción muy difícil de abandonar, y supone un grave problema de salud pública, debido a la gran tasa de mortalidad anual que produce a lo largo del mundo (OMS, 1974, 1979, 1983, 1992; U.S.D.H.H.S.,1989). Resulta de vital importancia luchar contra la “epidemia del tabaquismo” (OMS,1979), dado que existen en la actualidad millones de fumadores, lo que supone niveles de mortalidad cifrados en 390.000 fallecimientos al año sólo en los Estados Unidos (U.S.D.H.H.S., 1989), 500.000 en Europa y más de 44.000 en España (Gonzalez, Villar, Banegas, Martín y Salvador, 1992).

¿Cuantas personas intentan dejar de fumar?

De los millones de fumadores que existen en el mundo, más de un 80% quieren dejar de fumar según el Department of Health, Education and Welfare de los Estados Unidos. En España se constata que un 55% de los fumadores desean dejar de fumar según indica el C.I.S., y que incluye también una encuesta de la F.A.D., donde queda constatado que el 54% de los trabajadores fumadores desean dejar de fumar, de los cuales un 47% lo han intentado alguna vez. Las enfermedades generadas por el tabaco suponen el 10% de los ingresos hospitalarios en España (Becoña, Palomares y García, 1994). La Sociedad de Hipnosis Profesional indica que el 35% de los fumadores, eligen la hipnosis para dejar de fumar como el método más práctico y rápido.

¿Cuantas probabilidades tengo de morir por fumar?

Según un estudio realizado por el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo en torno a 650.000 españoles morirán en los próximos 15 años debido a enfermedades provocadas directamente por el tabaco. La Organización Mundial de la Salud advierte que en el año 2030, fumar será la primera causa de muerte y discapacidad. Según los últimos datos de la O.M.S. sobre 46.000 personas mueren cada año en España por fumar, y la cifra se eleva a 3,5 millones en el mundo, o lo que es lo mismo, unas 10.000 muertes al día. Al mismo tiempo, la O.M.S. denuncia a las tabacaleras por aumentar el porcentaje de nicotina de los cigarrillos en los países más pobres, para aumentar el número de adictos. Las 2 probabilidades más frecuentes que causarán su muerte si fuma de forma continuada son las siguientes:

  • Cáncer de Pulmón: Menos del 50% de personas que lo padecen sobreviven por más de 5 años. El 90% de los cánceres de pulmón son producidos por el tabaco. Si además vive en una ciudad con altos índices de contaminación y fuma el porcentaje sube al 97%.
  • Arteriosclerosis coronaria: La arteriosclerosis coronaria es la principal causa del infarto de miocardio. Fumar aumenta 8 veces la probabilidad de sufrir un infarto o una angina de pecho.

Si sé que el tabaco es dañino ¿Porqué sigo fumando?

La nicotina es una sustancia psico-activa que no sólo altera la salud, sino también la conducta y el estado de ánimo de las personas, llevándoles de esta forma al consumo continuado. La mayoría de los estudios coinciden en que la capacidad adictiva de la nicotina es 5 veces superior a la heroína. Sin embargo, el mayor problema, debido al cual la mayoría de personas fracasa al intentar dejar de fumar es la adicción psicológica. Fumar de forma continuada, implica la repetición de conductas que se aprenden y que asocian el tabaco a otras actividades como la vida social, el alcohol, café y otras bebidas, episodios de descanso, finalización de una relación sexual, etc. etc. etc. Dejar de fumar supone para el cerebro no sólo renunciar a la dopamina (sustancia encargada del placer y la recompensa) que le proporciona el cigarrillo, sino también desasociar el tabaco con las actividades en las cuales se fumaba, lo que en general supone un síndrome de abstinencia difícil de afrontar para la mayoría de las personas, y que en muchos casos se asemeja al sufrido por los toxicómanos, proporcionando una rápida recaída en el momento que intentan dejar de fumar.

También se ha comprobado que existe correlación entre el estrés y fumar. Las personas que sufren estrés, normalmente fuman más cigarrillos diariamente, en una falsa percepción (distorsión cognitiva) de que el tabaco les ayuda a relajarse, especialmente en personas con personalidad del tipo A (Reig Ferrer, A.; Merino Sanchez, J. Cuadernos de medicina psicosomática Nº27, 18-26. 1993). Igualmente se ha encontrado que las conductas problemáticas son más propensas al inicio del consumo de tabaco (Jessor,1987).

¿Cuales son los tratamientos más frecuentes para dejar de fumar?

número 1
Dejar de fumar por voluntad propia sin seguir ningún tipo de tratamiento o terapia.
Dejar de fumar sin tratamiento / 12%
Índice de éxito en la abstinencia / 9%
Índice de recaída / 93%
número 2
Dejar de fumar con tratamiento farmacológico por prescripción médica.
Dejar de fumar con fármacos / 35%
Índice de éxito en la abstinencia / 21%
Índice de recaída / 78%
número 3

Dejar de fumar con hipnosis.

Dejar de fumar con hipnosis clínica / 30%
Índice de éxito en la abstinencia / 58%
Índice de recaída / 4%
número 4
Dejar de fumar con otros tratamientos psicológicos.
Dejar de fumar con psicología / 23%
Índice de éxito en la abstinencia / 31%
Índice de recaída / 35%

¿Cómo funciona la hipnosis para dejar de fumar?

La primera intervención documentada en la que se aplica hipnosis para dejar de fumar fue realizada por el Dr. J.W. Robbins en 1847, en la que se utilizó únicamente técnicas aversivas sobre el sabor del cigarrillo. Desde entonces se ha avanzado mucho en este aspecto. En la actualidad se aplican técnicas de modificación de conducta que configuran la hipnosis clínica de orientación cognitivo conductual, que han supuesto un incremento importante en la eficiencia (Capafons, y Amigó, 1995). El introductor de las técnicas cognitivo conductuales, o si se prefiere, la orientación cognitivo conductual de la hipnosis en España, entendida como hipnosis clínica es un mérito del catedrático de psicología de la Universidad de Valencia Dr. Antonio Capafons quien establece los criterios en un cajón de sastre como era la hipnosis en España, donde se utilizaban técnicas variopintas sin demasiado control.

Desde mediados del siglo XX el protocolo de hipnosis clínica generalmente utilizado es el siguiente:

  • TÉCNICAS COMPORTAMENTALES.
  • Técnica de exposición: En la exposición con prevención de respuesta, generalmente suele utilizarse la desensibilización sistemática. El objetivo de esta técnica es inhibir y finalmente extinguir la respuesta a un estímulo (en este caso el cigarrillo). Suele complementarse con la técnica de inhibición recíproca para combatir el síndrome de abstinencia. La exposición en hipnosis clínica es muy efectiva y favorece la aparición de numerosos fenómenos psicológicos y psico-fisiológicos (Miguel Tobal y González Ordi 1988).
  • Técnicas aversivas: Proceden del condicionamiento clásico de Pavlov, aunque en la actualidad se utiliza siempre el condicionamiento instrumental de Skinner. Se aplica con éxito desde 1932. La técnica de aversión en hipnosis clínica se basa en moldear la asociación positiva de la visión, olor o sabor del tabaco (reforzamiento positivo) por otra negativa (reforzamiento negativo). Aunque la técnica no es nueva, no empezó a utilizarse de forma eficiente en hipnosis clínica hasta principios del siglo XX con la hipnosis directa o conductista (modelo abandonado a mediados del siglo XX por ineficiente ya que no utilizaba procesos cognitivos).
  • Técnicas de contingencia: Son las técnicas por excelencia que dan nombre a la "modificación de conducta", sin ellas no se entiende un abordamiento como terapia. Las contingencias se basan en la utilización de un inventario de reforzadores, con frecuencia el elaborado por Tharp y Wetzel denominado "mediation-reinforcer incomplete blank" (aunque no siempre). En la hipnosis para dejar de fumar, el reforzamiento negativo trasforma el neurotransmisor de la dopamina (encargada del placer y la recompensa) por la histamina hacia los receptores H1 H2 y H3 (involucrada en las intolerancias, alergias ... etc.) como respuesta al estímulo del tabaco.

En este apartado los hipnólogos se han hecho populares por lograr mediante la hipnosis clínica un razonable equilibrio entre la inhibición de la dopamina y la estimulación de la histamina, manteniendo unos niveles razonables de noradrenalina como respuesta al síndrome de abstinencia, o si se prefiere, se han hecho expertos en lograr que las personas dejen de fumar sin grandes sufrimientos, ni subir de peso.

  • TÉCNICAS COGNITIVAS.
  • Técnica de re-estructuración cognitiva. La base de las técnicas de re-estructuración cognitiva se remonta al pensamiento filosófico de los estoicos, quienes sostenían que "la perturbación emocional no está directamente provocada por la situación, sino por la interpretación que los sujetos hacen de ellas". Las técnicas cognitivas suponen una de las grandes aportaciones de la hipnosis clínica frente a modelos hoy obsoletos que no la utilizaban en absoluto como la hipnosis directa. Su objetivo está dirigido a la modificación de las creencias irracionales del cliente. Una de las distorsiones cognitivas más extendidas en el tabaquismo es que "fumar les tranquiliza". En el desarrollo de estas técnicas, los hipnólogos plantean una serie de pensamientos alternativos al pensamiento irracional que presenta el sujeto. Esto no les resulta difícil, dado que una de las características de la hipnosis es que el sujeto tiende a seguir fácilmente las instrucciones del hipnólogo, lo que conlleva una aceptación poco crítica y un bajo índice de cuestionamiento cognitivo de las mismas (Kroger 1963, Bowers 1976, Wolberg 1982, Gibson y Heap 1991).

¿Quien puede aplicar eficientemente esta terapia de hipnosis para dejar de fumar?

Soy un hipnólogo profesional en ejercicio

Pero no conozco suficientemente este protocolo de hipnosis clínica. ¿Donde puedo documentarme más al respecto?

shadow

Referencias

  1. Spiegel, D. (1970). A single-treatment method to stop smoking using ancillary self-hypnosis. International Journal of Clinical and Experimental Hypnosis, 18(4), 235-250.
  2. Kirsch, I., Montgomery, G., & Sapirstein, G. (1995). Hypnosis as an adjunct to cognitive-behavioral psychotherapy: a meta-analysis. Journal of consulting and clinical psychology, 63(2), 214.
  3. Spiegel, D., Frischholz, E. J., Fleiss, J. L., & Spiegel, H. (1993). Predictors of smoking abstinence following a single-session restructuring intervention with self-hypnosis. American Journal of Psychiatry, 150, 1090-1090.
  4. Barber, J. (2001). Freedom from smoking: Integrating hypnotic methods and rapid smoking to facilitate smoking cessation. International Journal of Clinical and Experimental Hypnosis, 49(3), 257-266.
  5. Green, J. P., & Lynn, S. J. (2000). Hypnosis and suggestion-based approaches to smoking cessation: An examination of the evidence. International Journal of Clinical and Experimental Hypnosis, 48(2), 195-224.
  6. Valbø, A., & Eide, T. (1996). Smoking cessation in pregnancy: the effect of hypnosis in a randomized study. Addictive behaviors, 21(1), 29-35.
  7. Hunt, W. A., & Bespalec, D. A. (1974). An evaluation of current methods of modifying smoking behavior. Journal of Clinical Psychology, 30(4), 431-438.
  8. Pomerleau, O., Adkins, D., & Pertschuk, M. (1978). Predictors of outcome and recidivism in smoking cessation treatment. Addictive Behaviors, 3(2), 65-70.
  9. Cornwell, J., Burrows, G. D., & McMurray, N. (1981). Comparison of single and multiple sessions of hypnosis in the treatment of smoking behaviour. Australian Journal of Clinical & Experimental Hypnosis.
  10. DiClemente, C. C., Prochaska, J. O., Fairhurst, S. K., Velicer, W. F., Velasquez, M. M., & Rossi, J. S. (1991). The process of smoking cessation: an analysis of precontemplation, contemplation, and preparation stages of change. Journal of consulting and clinical psychology, 59(2), 295.
  11. Carmody, T. P., Duncan, C., Simon, J. A., Solkowitz, S., Huggins, J., Lee, S., & Delucchi, K. (2008). Hypnosis for smoking cessation: a randomized trial. Nicotine & tobacco research, 10(5), 811-818.
  12. Hyman, I. E., & James Billings Jr, F. (1998). Individual differences and the creation of false childhood memories. Memory, 6(1), 1-20.
  13. Mcfall, R. M., & Hammen, C. L. (1971). Motivation, structure, and self-monitoring: Role of nonspecific factors in smoking reduction. Journal of Consulting and Clinical Psychology, 37(1), 80.
  14. Lambe, R., Osier, C. y Franks, P. (1986). A randomized controlled trial of hypnotherapy for smoking cessation. Journal of Family Practice, 22, 61-65.
  15. Elkins, G., White, J., Patel, P., Marcus, J., Perfect, M. M., & Montgomery, G. H. (2006). Hypnosis to manage anxiety and pain associated with colonoscopy for colorectal cancer screening: Case studies and possible benefits. International Journal of Clinical and Experimental Hypnosis, 54(4), 416-431.
  16. Frank, R. G., Umlauf, R. L., Wonderlich, S. A., & Ashkanazi, G. S. (1986). Hypnosis and behavioral treatment in a worksite smoking cessation program. Addictive behaviors, 11(1), 59-62.
  17. Curry, S., Wagner, E. H., & Grothaus, L. C. (1990). Intrinsic and extrinsic motivation for smoking cessation. Journal of Consulting and Clinical Psychology, 58(3), 310.
  18. Elkins, G., Marcus, J., Bates, J., Hasan Rajab, M., & Cook, T. (2006). Intensive hypnotherapy for smoking cessation: A prospective study. International Journal of Clinical and Experimental Hypnosis, 54(3), 303-315.
  19. Pederson, L. L., Scrimgeour, W. G., & Lefcoe, N. M. (1975). Comparison of hypnosis plus counseling, counseling alone, and hypnosis alone in a community service smoking withdrawal program. Journal of consulting and clinical psychology, 43(6), 920.
  20. Williams, J. M., & Hall, D. W. (1988). Use of single session hypnosis for smoking cessation. Addictive behaviors, 13(2), 205-208.
  21. Rabkin, S.W., Boyko, E., Shane, F. y Kaufert, J. (1984). A randomized trial comparing smoking cessation programs utilizing behaviour modification, health education or hypnosis. Addictive Behaviors, 9, 157-173.
  22. Watkins, H. H. (1976). Hypnosis and smoking: A five-session approach. International Journal of Clinical and Experimental Hypnosis.
  23. Nuland, W., & Field, P. B. (1970). Smoking and hypnosis: a systematic clinical approach. International Journal of Clinical and Experimental Hypnosis, 18(4), 290-306.

La ORG de hipnosis clínica de España necesita tu conformidad. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar