Hipnosis ONG

Lenguaje recomendado en hipnosis

lenguaje recomendado en hipnosis

lenguaje recomendado en hipnosis

Lenguaje recomendado. Estado de trance.Estado de trance.|Trance.

ESTADO DE TRANCE: Evitación de la expresión, puesto que habiendo transcurrido tiempo suficiente para su corroboración, el dictamen del conocimiento científico determina la carencia absoluta de indicios que pudieran suponer y/o demostrar la existencia de un estado peculiar, excepcional o diferencial procurado por la hipnosis específicamente e intencionalmente guiado o inducido. Se trata de una expresión frecuentemente utilizada en la hipnosis regresiva o de abreacción sin base clínica.

Consecuentemente, sin corroboración de la evidencia científica, queda fuera de lugar profesional, el uso de un término que pretende definir un estado inexistente o del que no se posee evidencia. Las expresiones que utiliza un hipnólogo deben ser apropiadas y ajustarse a las indicaciones del conocimiento científico, a efectos de que su profesionalidad no pueda ponerse en entredicho a través de su discurso.

Lenguaje recomendado. Estado alterado de la consciencia.Estado alterado de la consciencia.|Estados alterados.

ESTADOS ALTERADOS DE LA CONSCIENCIA: Evitación de la expresión, puesto que habiendo transcurrido tiempo suficiente para su corroboración, el dictamen del conocimiento científico determina la carencia absoluta de indicios que pudieran suponer y demostrar la existencia de estados alterados, peculiares, excepcionales o diferenciales procurado por la hipnosis específicamente e intencionalmente guiados o bien inducidos. Se trata de una expresión ámpliamente utilizada en la hipnosis regresiva o de abreacción que no se sostiene en la actualidad.

Consecuentemente, sin corroboración de la evidencia científica, queda fuera de lugar profesional el uso del término «estados alterados» que pretende definir unos estados inexistentes o del que no se posee evidencia. La referencia de los términos anteriores, deberá ser sustituida en todos los casos por las palabras o términos: ATENCIÓN FOCALIZADA o ATENCIÓN ESTRECHA o ESTRECHADA, o SELECTIVA.

Las expresiones que utiliza un hipnólogo deben ser apropiadas y ajustarse a las indicaciones del conocimiento científico, a efectos de que su profesionalidad no pueda ponerse en entredicho a través de su discurso.

Lenguaje recomendado. Profundidad hipnótica.Profundidad hipnótica.|Hipnosis profunda.

PROFUNDIDAD HIPNÓTOCA: Evitación de la expresión, puesto que habiendo transcurrido tiempo suficiente para su corroboración, el dictamen del conocimiento científico determina la carencia absoluta de indicios que pudieran suponer y demostrar la existencia de diversos niveles de profundidad en hipnosis guiados o inducidos. Se trata de una expresión utilizada en la hipnosis ericksoniana o indirecta, totalmente superada en la actualidad.

Consecuentemente, sin corroboración de la evidencia científica, queda fuera de lugar profesional el uso del término «hipnosis profunda» o «profundidad hipnótica» que pretende definir unas escalas de intensidad inexistentes. Las escalas de valoración existentes anteriores a la segunda mitad del siglo XX, han quedado declaradas obsoletas, y su uso no puede garantizar una adecuada abstracción selectiva y una correcta focalización atencional de la persona.

Las expresiones que utiliza un hipnólogo deben ser apropiadas y ajustarse a las indicaciones del conocimiento científico, a efectos de que su profesionalidad no pueda ponerse en entredicho a través de su discurso.

Lenguaje recomendado. Órdenes hipnóticas.Órdenes hipnóticas.|Órdenes post-hipnóticas.

ÓRDENES HIPNÓTICAS O POST-HIPNÓTICAS: Evitación de la expresión, puesto que se trata de vocablos empleados en la hipnosis directa o conductista, cronológicamente paralelos a la psicología conductista que se encuentran totalmente superados en la actualidad.

Para referirse a este asunto debe utilizar expresiones clínicas tales como instrucciones comportamentales, en referencia a las técnicas de modificación de conducta de orientación conductual y deberá especificar el procedimiento como modelado de la conducta, considerando que no incluye en esta expresión los procesos cognitivos que deberá nombrar por separado.

Las expresiones que utiliza un hipnólogo deben ser apropiadas y ajustarse a las indicaciones del conocimiento científico, a efectos de que su profesionalidad no pueda ponerse en entredicho a través de su discurso, al contener elementos obsoletos y clínicamente superados que indicarían una carencia de la formación continuada en grado suficiente como para cuestionar el ejercicio de un servicio de atención con técnicas de hipnosis.

Lenguaje recomendado. Sugestionabilidad.Sugestionabilidad.|Sugestionable.

SUGESTIONABILIDAD O SUGESTIONABLE: Evitación de la expresión, puesto que se trata de vocablos que proceden del primer segmento del siglo XX a raiz del Dr. André M. Weitzenhoffer y Ernest Hilgard con la creación de las escalas de susceptibilidad hipnótica de Stanford, desde el laboratorio de investigación para la hipnosis de Stanford.

Actualmente el conocimiento científico ha corroborado que tales escalas carecían de fundamento clínico, y por tanto, que la estrechez o focalización atencional (hipnosis) se ve condicionada por otras causas totalmente diferentes de las expuestas en estas escalas.

Las expresiones que utiliza un hipnólogo deben ser apropiadas y ajustarse a las indicaciones del conocimiento científico, a efectos de que su profesionalidad no pueda ponerse en entredicho a través de su discurso, al contener elementos obsoletos y clínicamente superados que indicarían una carencia de la formación continuada en grado suficiente como para cuestionar el ejercicio de un servicio de atención con técnicas de hipnosis.

Lenguaje recomendado. Tipos de hipnosis.Tipos de hipnosis.|Corrientes de la hipnosis.

TIPOS DE HIPNOSIS: Los tipos de hipnosis o corrientes dentro de la hipnoterapia se encuentran perfectamente definidos y detallados por el conocimiento científico y la evidencia clínica. La utilización de un nombre o adjetivación inexistente, como si tratase de un nuevo tipo o corriente de la hipnosis, cuando no lo es en realidad, supone una de las praxis habituales de los «vendedores de humo» que operan en la hipnosis.

Algunas de las adjetivaciones fraudulentas más frecuentes son la hipnosis terapéutica, sanadora, espiritual, integrativa, directa, indirecta … etc. La utilización de estas adjetivaciones inexistentes o caducas, únicamente demuestran al consumidor que la persona que lo utiliza no se trata de un profesional.

La hipnoterapia no se diferencia de ninguna otra psicoterapia cuya complejidad técnica es manifiesta. La utilización de terminología inexistente no solo permite ver la carencia de ilustración, sino también la animosidad fraudulenta de quien la utiliza, que por norma general son hipnoterapeutas que pretenden hacerse pasar por hipnólogos.

Salir de la versión móvil