Inicio » hipnosis » Advertencias legales a hipnólogos.

Advertencias legales a hipnólogos.

Dada la confusión observada entre los hipnólogos no colegiados a la Sociedad Colegial de Hipnólogos, alimentadas por publicaciones de prensa escrita, donde se informa que el Ministerio de Sanidad indica que los consultorios de terapias alternativas (denominadas como pseudoterapias) no gestionadas por un médico son denunciables, tal y como se publica en el diario El País.

Publicación en prensa.

http://elpais.com/elpais/2017/03/17/ciencia/1489747246_311933.html

En este sentido, la Sociedad Colegial de Hipnólogos desea advertir seriamente a los hipnólogos, tanto colegiados a esta organización profesional, como a los hipnólogos no colegiados, lo siguiente:

  • 1.- Como ustedes habrán podido observar las asociaciones profesionales, en el transcurso de los últimos años han mudado su denominación hacia asociaciones /sociedades colegiales, con objeto de cumplir su cometido de una forma socialmente más clara e inequívoca.
  • 2.- Las asociaciones profesionales tradicionales, actualmente mutadas en su mayoría hacia asociaciones colegiales, cumplen su cometido esencial de protección de la profesión a la cual se refieren, aprovisionando jurisprudencia acerca de posibles denuncias por intrusismo, mediante sentencias favorables que entre todas ellas (referentes a las terapias alternativas) acumulan. El cúmulo de sentencias perdidas por intrusismo profesional crea una provisión jurisprudente, que sirve de guía al juez que entienda de un caso en este sentido.
  • 3.- La no pertenencia a una asociación profesional (hoy día pertenencia colegiada a una asociación / sociedad colegial) significa que no apoya ni contribuye a la labor de las asociaciones en la defensa legal del derecho de patrimonio acerca del ejercicio de profesiones no reguladas por el estado, y en este caso entendidas bajo el sector de las terapias alternativas. Esto puede suponer, y generalmente supone, perjuicio no sólo propio por parte del profesional, sino hacia la profesión en la cual se enmarca, y en líneas generales, hacia todas las terapias alternativas.
  • 4.- Que las organizaciones colegiales, pueden poseer (y de hecho suelen poseer) varias actividades que redunden en beneficio de sus colegiados, como promoción de consultorios, o bien productos, o servicios profesionales, pero su fin esencial, y el motivo básico de su existencia, es la defensa de la profesión en la cual se enmarcan, tanto ante las instituciones del estado, como ante la sociedad misma. Las asociaciones colegiales en defensa, cada una de ellas, de su profesión no regulada correspondiente, actúan generalmente de forma coordinada en respuesta a las actuaciones políticas que pudieran darse en el sector, por parte de las instituciones oficiales. Su no contribución como miembro, indica abierta y claramente su voluntad de no aportar contribución solidaria alguna, a la defensa de la profesión en la cual un profesional ejerce, y por la cual percibe honorarios legales.
  • 5.- Que un muchas terapias alternativas (y la hipnosis no supone excepción alguna) suelen existir entidades, en muchas ocasiones empresas, que actúan en forma de intoxicación, promoviendo que los profesionales de una determinada profesión no regulada, cometan errores legales graves, de los cuales ni siquiera una asociación colegial podría ayudarles a paliar, ni tampoco colaborar en su defensa por denuncia de intrusismo, dado que se cometen otros delitos, tipificados como graves, que harían prosperar la denuncia y la sanción correspondiente, por mucha documentación jurisprudente que la asociación colegial pudiera aportar al caso. El objetivo de estas intoxicaciones por parte de empresas privadas, que algunos casos utilizan denominaciones muy similares o parecidas a las asociaciones, con tal de aparentar ser una mas de ellas, es la promoción de delitos graves por parte de los profesionales, que les coloquen en situación judicialmente indefendible. Los intereses a los cuales sirven, los dejamos a su propia deducción lógica.
  • 6.- Con el objeto de que los profesionales de la hipnosis no se dejen manipular por tales intoxicaciones, publicamos la lista de delitos graves, judicialmente indefendibles, que supondrían inevitablemente que una denuncia por intrusismo prospere, y el profesional sea permanentemente inhabilitado para su ejercicio y severamente sancionado.

Listado de delitos graves.

  • a) Denominar un consultorio como CLÍNICA en documentos como anuncios publicitarios, tarjetas de visita, panfletos informativos, páginas web … etc.

    La legislación sobre CLÍNICAS está perfectamente definida en España, estando todas ellas enmarcadas dentro del ámbito de servicios de atención de la salud. Según la normativa legal española, una CLÍNICA debe encontrarse en posesión del número de registro sanitario, cumpliendo una normativa perfectamente especificada por la ley.

    ESTÁ COMPLETAMENTE PROHIBIDO Y PENADO por la legislación española, denominar a un consultorio como CLÍNICA sin la posesión del número de registro sanitario. Las sanciones de la inspección sanitaria, que actúe en respuesta de una denuncia de intrusismo en estos casos, se establecen por encima de los 15.000 €, aunque generalmente son muy superiores.

    Pueden consultar la legislación española en este sentido, y en caso de duda de la interpretación de la ley, pueden delegar la consulta a su gestor laboralista, o en la propia inspección sanitaria de su comunidad autónoma.

  • b) Denominar a sus clientes como PACIENTES en documentos como anuncios publicitarios, tarjetas de visita, panfletos informativos, páginas web … etc.

    La legislación española es absolutamente clara y rotunda en este sentido. La denominación de PACIENTE es exclusiva del personal sanitario. Todo profesional no sanitario tiene ABSOLUTAMENTE PROHIBIDA este tipo de denominación, y no puede utilizarla en ningún caso. El uso ilegal de esta denominación prospera siempre ante denuncia de instrusismo, que en este caso se entendería como intrusismo sanitario, por lo que generalmente pasa a ser denominado un delito contra la salud pública, cuya sentencia desfavorable es siempre penal (no sólo administrativa).

    Pueden consultar la legislación española en este sentido, que no autoriza su uso ni siquiera al personal con grado oficial, por ejemplo psicología, debiendo estar obligatoriamente en cualificación de grado sanitario. Las sentencias desfavorables en este sentido, implican penas de privación de libertad a partir de 3 años.

  • c) Denominar una EVALUACIÓN como DIAGNÓSTICO en documentos como anuncios publicitarios, tarjetas de visita, panfletos informativos, páginas web … etc.

    Igualmente la legislación española es absolutamente clara y rotunda en este sentido. La denominación de DIAGNÓSTICO, es un patrimonio exclusivo de personal sanitario, aplicándosele la misma normativa de los casos anteriores.

    Cabe destacar que estas empresas intoxicadoras, que generalmente suelen aparentar ser asociaciones, animan con mucha frecuencia a incluir en páginas o panfletos publicitarios, frases como DISGNÓSTICO GRATUÍTO. Este documento, que actuaría como prueba documental ante denuncia de intrusismo, prosperaría en todos los casos.

  • c) Denominar un ABORDAMIENTO como TRATAMIENTO en documentos como anuncios publicitarios, tarjetas de visita, panfletos informativos, páginas web … etc.

    Una vez más, la legislación española es absolutamente clara y rotunda en este aspecto. La denominación de TRATAMIENTO, es un patrimonio exclusivo de personal sanitario, y se le aplica la misma normativa de los casos anteriores.

  • d) La asistencia de sus clientes al consultorio con cita previa, debe ser calificada siempre como VISITA, y de ninguna otra forma. La utilización de otra denominación diferente a la de VISITA en los documentos publicados referidos a estas asistencias, entraría en la misma aplicación de los casos señalados con anterioridad.
  • Caer en alguno de estos delitos claramente especificados y ennumerados por la Sociedad Colegial de Hipnólogos, implica la imposibilidad de ayuda en su defensa, ante una denuncia por intrusismo.

RECUERDE, si alguna empresa, normalmente especificadas legalmente como corporaciones de derecho privado, les anima a cometer profesionalmente tales acciones, deben saber con plena certeza, que supone animosidad o apología del delito, si usted no es un profesional sanitario. Normalmente estas empresas se escudan legalmente, en que no sabían, ni conocían que usted no es un profesional sanitario, y que sus afirmaciones sobre-entienden que están dirigidas sólo a sanitarios.

En consecuencia, el delito lo comete usted, y quien será juzgado y sentenciado por intrusismo ilícito también será usted. Ráramente la empresa que les anima a ello queda implicada, ya que siempre declaran que nunca han especificado que sus mensajes fueran dirigidos a otro tipo de profesionales que no fueran sanitarios.

Debe recordar también, que quienes defienden sus derechos como profesional y colectivo son las asociaciones profesionales reales (hoy prácticamente en su totalidad colegiales), que por norma general, actúan de manera coordinada.

¡¡¡ ACTÚE CON RACIONALIDAD. ASEGÚRESE DE QUE SE DEJA ASESORAR POR UNA ASOCIACIÓN COLEGIAL REAL !!!. Normalmente su propia seguridad se encuentra en juego.

Sociedad Colegial de Hipnólogos

Sociedad de Hipnosis Profesional

hipnosis tv

Noticias similares

Uso de cookies

La ORG de hipnosis de España, utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies