Inicio » hipnosis » Sobre la hipnosis y el inconsciente

Sobre la hipnosis y el inconsciente

Sobre la hipnosis y el inconsciente
5 (100%) 2 votos

Algunos profesionales se han puesto en contacto con la ORG profesional de España, para solicitar aclaración respecto al uso recomendado de lenguaje, publicado en nuestra web colegial:

Ver lenguaje recomendado por la ORG de España

La gran mayoría de consultas a la secretaría general tienen que ver con dos conceptos: Inconsciente o subconsciente y la expresión trance, por lo que pasamos a explicitar un poco más estos conceptos. Hoy comenzaremos en este artículo aclaratorio esclareciendo un poco el término inconsciente o subconsciente:

El inconsciente y la hipnosis.

Se trata de una expresión popular ámpliamente extendida en todas las psicoterapias, y la hipnosis no es una excepción de la norma. Suele utilizarse como sinónimo de procesos de la conducta que no precisan de una ejecución o corriente de pensamiento, produciéndose los mismos de una forma automática, definida como “automatismos rutinarios“. La expresión suele ser atribuida a Sigmund Freud, cuyos conceptos extrapoló a posteriori en sus postulados psicoanalíticos, sin embargo esto no es cierto, ya que Freud compartió su utilización, específicamente en su primera etapa de utilización de la hipnosis con abreacción y catarsis, de su mentor, maestro y amigo personal Josef Breuer, aunque también de la figura a la que procesaba toda su admiración, Jean Martin Charcot, creador de la escuela de la Salpetriere, aunque también de su oculta amistad con Hippolyte Bernheim, uno de los artífices esenciales de la escuela de Nancy. Esta amistad y contacto la mantenía oculta a Charcot con objeto de no ofenderle, ya que la confrontación entre estos y sus escuelas era manifiesta.

En realidad este concepto que Freud extrapoló de las personas a las que sentía mayor respeto y admiración, tampoco fue elaborado por ellos, sino que realmente se inicia con Eduard von Hartmann en el siglo XIX, que plasma en su obra “Filosofía del inconsciente“, y que publica en 1868, sin embargo, es cierto que Freud le dio una ampliación al concepto, creando un paradigma en torno a el, situándolo específicamente como un mecanismo independiente de la consciencia, y cuyo funcionamiento sería inaccesible para la misma, comportándose por tanto, como un encapsulado ajeno a la consciencia, pero cuya presencia quedaría desvelada mediante los sueños, los lapsus linguaes, y los síntomas, creando el concepto nuevo de “preconsciente” para definir aquellos elementos “inconscientes” que breve y epsisódicamente afloraban a la consciencia, y sus especificaciones posteriores relativas a contenidos del “inconsciente” que definió como “pulsiones“, en su eterna lucha “preconsciente” de afloramiento, que según Freud, era causa motivacional de la “represión“.

Como resulta obvio, estas teorías Freudianas carecen de sentido en el conocimiento científico actual. Sin embargo, debe dársele a Freud el beneficio de la teoría, ya que la ilustración referente a la psicopatología y neurobiología del cerebro en la época eran mínimas, y en muchos casos inexistentes, por lo que Freud procedió a darle la mejor explicación que entendió posible, con sus teorías, que finalmente resultaron fallidas en su totalidad. Sin embargo, las expresiones y teorías de Freud, supusieron un impás mediante su posterior paradigma psicoanalítico, que marcó la tendencia de la psicología durante décadas, y aunque naturalmente este episodio forma ya parte de la historia, las expresiones quedaron perennes en la lingüística psicoterapéutica, como un modo de expresión, que en realidad nunca ha desaparecido.

Hoy sabemos que aquello que Freud entendía como”inconscinte” forma parte de los procesos psicológicos de percepción, atención y memoria, con sus correspondientes subdivisiones (percepción = modelos cognitivos y distorsión de la cognición), (atención = abstracta o dispersa, estrechada y focalizada), (memoria = procesos estructurales de la memoria, memoria de trabajo, memoria de corto plazo, memoria implícita, memoria explícita, memoria de largo plazo …etc.), que a su vez, configuran los modelos estructurados de aprendizaje psicoterapéutico, y las respuestas comportamentales que se derivan de ellos.

En el siglo XXI, se ha incorporado a estos procesos la psiconeurobiología y su epigenética de la conducta, que especifican las vulnerabilidades congénitas, y con ello, la propensión genética a la distorsión de las anteriores estructuras del aprendizaje, enumerando la anamnesis familiar congénita como una causa de propensión patológica, que en tiempos anteriores no se había considerado, entre otras cosas, debido a que se atribuía a las patologías de la conducta (que no de la personalidad), un origen únicamente asociado al aprendizaje, lo que resultó finalmente no ser cierto, especialmente en lo relativo a los trastornos relacionados con la serotonina (familia de trastornos del humor) y la adrenalina (familia de trastornos de la ansiedad).

Naturalmente, las viejas teorías de Josef Breuer que extrapoló a Freud, referentes a la abreacción y la catarsis como orígen traumático y reprimido del trastorno, episódicamente preconsciente y sintomático, quedaron completamente obsoletas y desterradas en el conocimiento científico actual.

Utilización de la terminología en hipnosis.

De lo anteriormente esclarecido, se entiende que:

  • ¿Existe el incosciente o subconsciente como un área cerebral encargada de mecanismos específicos?.
    NO. Estos mecanismos referidos como automatismos rutinarios, son procesos específicos de la memoria, obtenidos mediante el aprendizaje.
  • ¿La hipnosis necesita o implica algún proceso inconsciente?.
    NO. La hipnosis es un proceso exclusivo de focalización de la atención, y su correspondiente estrechamiento, que posibilita una eficiencia mejor en el aprendizaje psicoterapéutico, que se posibilitará a través del modelo de terapia que se introduzca en ella.
  • ¿La hipnosis permite acceder a estratos inconscientes inaccesible de otra forma o modo?.
    NO. Estos procesos gestionados por la memoria, son accesibles por otros procedimientos. Ninguno de ellos resulta fiable, ya que la memoria humana tiene carácter reconstructivo y no reproductivo, lo que significa que si el objetivo es acceder a recuerdos correspondientes a algún estrato de la memoria, estos serán siempre parciales, y la memoria los reconstruye con recuerdos más actuales o con simple aprendizaje para completarlos y darles coherencia.
  • ¿Es necesario acceder al inconsciente para realizar un proceso terapéutico en hipnosis?.
    EN ABSOLUTO. Los procesos terapéuticos, independientemente del modelo empleado (exceptuando la abreacción) están relacionados con el re-aprendizaje, esto es, establecer un nuevo aprendizaje en las asociaciones de respuesta a los estímulos que no resulte patológico (como el anterior). A este proceso se le denomina extinción y esta basado en un aprendizaje nuevo de respuesta conductual a un estímulo específico. La extinción es proporcionalmente más eficiente cuanto menos reforzada se encuentre la conducta, entendiendo que una respuesta aprendida y cronificada durante años, no sólo procura un reforzamento psicoterapéutico, sino también neurológico, aumentando proporcionalmente las conexiones neuronales que definen la respuesta comportamental al estímulo. En estos caso, se debe tener siempre en cuenta un control de las remitencias, especialmente en el transcurso de los 3 meses posteriores al re-aprendizaje psicoterapéutico, ya que resulta frecuente la necesidad de reforzarlo para completar la extinción.
  • ¿En base a esto, es posible establecer un aprendizaje psicoterapéutico en una sola sesión?.
    ES MUY POCO PROBABLE. A mayor cronificación de la conducta patológica de respuesta a un estímulo, menor posibilidad de implantar un re-aprendizaje psicoterapéutico con reforzamiento suficiente para extinguir el anterior, y por tanto, mayor probabilidad de remitencia. Una remitencia no atendida, posibilita siempre el retorno a la conducta de respuesta patológica anterior que se pretendió extinguir.

Sociedad Colegial de Hipnólogos.

Noticias similares

Uso de cookies

La ORG de hipnosis de España, utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies