Inicio » hipnosis » Midiendo los potenciales evocados

Midiendo los potenciales evocados

Midiendo los potenciales evocados
5 (100%) 1 voto

Medir la respuesta de tu cliente en terapias de segunda generación, como la hipnoterapia cognitivo conductual, es una herramienta imprescindible con objeto de no especular respecto de la eficiencia del andamiaje empleado en ese cliente específico.
En la primera mitad del siglo XX, era necesario esperar (durante un episodio prudente) para observar si una técnica de modificación de conducta, había sido correctamente andamiada, y por tanto el moldeamiento comenzaba a ser eficiente. Mucho han cambiado las cosas desde entonces. Hoy se dispone de una importante gama de apartología a disposición del terapeuta, para que en tiempo real, pueda corroborar la eficiencia del andamiaje que está empleando.
Existe aparatología asequible a todas las posibilidades económicas. En el siglo XXI, debido a la fabricación en serie, sus precios han sufrido descensos de incluso el 400%, es decir, que su valor es cuatro veces menor que hace unos años. ¿Cual utilizas tú?. La Sociedad Colegial de Hipnólogos, te da algunos consejos a la hora de elegir.

Ejemplos de utilización

Pongamos un ejemplo común y frecuente en hipnoterapia. Supongamos un trastorno común, como el miedo irracional (fobia) que acude a consulta. Como es natural, en todo hipnólogo con aplicación de terapias de segunda generación (cognitivo conductual), tras la re-estructuración cognitiva que inhiba el estigma, y procure el entendimiento del mecanismo de su estrés, procederá a aplicar una desensibilización sistemática del estresor, como es lo apropiado al caso.
En hipnoterapia, esta TMC de Joseph Wolpe, se aplica dentro de un contexto de exposición con determinismo recíproco de Albert Bandura, a través de un aprendizaje vicario, que cumpla con los requisitos de aprendizaje significativo de Ausubel y los andamiajes de Bruner. Hasta ahí, es algo que todo hipnólogo de segunda generación sabe y conoce, pero ¿Cómo mide los potenciales evocados de su cliente?.

Los viejos procesos de automedición de la ansiead de respuesta por exposición en escalas, comienzan a quedar obsoletos en los años 90, ante la aparición de las nuevas aparotologías de oxipulsimetría y mapeo cerebral (considerablemente más caro, aunque mucho más preciso), y comenzado a quedar en desuso. Nada que decir, respecto a los marcadores utilizados en el siglo XIX en hipnosis, como el brazo levitante, o la caída hacia atrás, cuya fiabilidad y capacidad de monitereo era en torno a cero. La prácticamente única aparotología empleada en los ´80 – ´90 era por aquel entonces el E.E.G., que al margen de su precio, tampoco resulta especialmente eficiente en la medición de estos parámetros específicos.

Los terapeutas comunes de economía media, optaron por la aparatología más asequible (aunque menos precisa) de oxipulsimetría, y aunque no obtenían ninguna información del comportamiento de la corteza, sí podían saber con precisión la reacción del sistema límbico mediante una simple medición de la cardía y la oxigenación por ventilación, lo que era más que suficiente para corroborar si una exposición había procurado moldeamiento, o como sucede con frecuencia, el aprendizaje necesitaba de muchas más repeticiones.

Es una evidencia que si la ventilación de un cliente antes de la exposición era del 92% (por poner un ejemplo) y pasa al 99% durante la exposición al estresor, y su cardia en relajación focalizada atencionalmente era de 62 ppm (por ejemplo) y pasa a 120 ppm durante una DS, todo indicaba que a ese andamiaje, le quedan aún muchas repeticiones para completar la desensibilización, por lo que el aparato pasó a ser de ayuda inestimable para todo terapeuta.

Universalización del sistema.

Una vez parecía claro, que los terapeutas comunes de economía media, suponían el 90% de los terapeutas en ejercicio, todo hacía pensar que la oxipulsimetría se convertiría en el medio de medición universal por excelencia, como en efecto así fue, frente a un tímido 10% de terapeutas con posibles, como en España se suele denominar a las personas acaudaladas, que naturalmente utilizaban aparatología de mapeo.

No faltaba la gracia, ni el chiste, de comparar esto en la misma medida que el mobiliario del consultorio. El terapeuta de economía media poseía un mobiliario común (más o menos elegante), mientras que el acaudalado poseía un mobiliario visiblemente lujoso.

Por tanto, la oxipulsimetría paso a ser un aparato común en los consultorios de terapeutas de segunda y tercera generación, al mismo tiempo, que la gama alta de los mismos, era masivamente adquirida en la recepción de urgencias de todos los hospitales y transportes sanitarios de emergencia. Esto incidió de manera notable en su fabricación, y los precios se desplomaron (afortunadamente), hasta llegar al día de hoy, que son asequibles para cualquier economía, y con un simple pedido a China, mediante cualquiera de los grandes monstruos de la venta on line, se puede obtener una aparato de gama media alta, por un precio no superior a los 200 €, frente a los más de 2.000 € de hace algunos años.

Los modelos.

Y aquí nace la eterna duda del hipnólogo. ¿Que modelo compro?. Hoy existen modelos desde apenas 20 € con una precisión mínima, hasta modelos de sobremesa con precio cercano a los 1.000 € de precisión sanitaria. Nos vamos a permitir algunos consejos desde la ORG profesional, para que su compra sea más certera, y no malgasten dinero en prestaciones del aparato, que posteriormente nunca van a usar.

oxipulsímetro gama baja

Gama baja

Este es un modelo actual de gama baja, con conexión wifi a su smartphone (sólo andriod), donde puede seguir las respuestas con una comodidad aceptable y una precisión suficiente, con una gama de precios entre 35 y 45 €, asequible a cualquier economía. El único problema es que la batería de su smartphone no aguantará una sesión completa en la pantalla (deberá estar conectado al cargador), no memoriza las sesiones y no imprime.

oxipulsimetro gama media baja

Gama baja media

A continuación tienen otro modelo de gama baja media un poco más elaborado, con conexión wifi tanto a un smartphone, como a un PC o una tableta, pudiendo seguir la pantalla desde cualquier aparato, que puede memorizar las sesiones y también imprimirlas si se desea. Su precio apenas escala unos 10 € más, pudiendo conseguirse entre los 45 y los 70 € (según marca). Vale la pena escalar a este segmento, ya que ofrece muchas más posibilidades que el segmento anterior.

oxipulsímetro gama media

Gama media sobremesa

En la gama media de sobremesa, les mostramos uno de los modelos más populares. Su precisión es excesiva para el psicoterapeuta, ya que muestra estándares sanitarios, aunque su precio actual se ha desplomado entre los 80 y 150 € (según marca). Un capricho de lujo para economías un poco más desahogadas. Con diferencia es el modelo de gama media más comercializado, bajo diferentes carcasas que varían según la marca, aunque el aparato es el mismo. Puesto que cumple con estándares sanitarios, su fortaleza no es comparable a la gama baja. La avería es muy poco frecuente, y su durabilidad es diez veces superior a los anteriores. Deben sopesarlo en un balanza de precio y necesidades. Naturalmente memoriza e imprime.

oxipulsímetro gama alta

Gama alta

Finalmente la gama alta, está totalmente desaconsejada para psicoterapeutas. Su precisión y fiabilidad responden a estádanres sanitarios de emergencias, y sus prestaciones no son en absoluto necesarias para estos fines. Su compra responde únicamente al capricho elitista del terapeuta. Sus gamas de precio oscilan entre los 500 y 3.000 € (según marca) y les mostramos uno de los ejemplos más frecuentes, de marca sobradamente conocida, en unidades de emergencia sanitaria.

Mapeo cerebral.

mapeo cerebral

Mapeo gama baja

Para el 10% de elitistas, donde el precio de los aparatos no es ningún problema, mostramos la gama baja de mapeo de soloelectronics, con diferencia la más popular y vendida. Sus gamas de precio oscilan entre 1.000 y 5.000 €, y ofrecen un mapeo electrónico moderno que proporciona información no tomográfica de la corteza, mediante un casco sensor (que sustituye a las viejas marañas de ventosas con gel) de precisión no sanitaria.

Sociedad Colegial de Hipnólogos

Sociedad de Hipnosis Profesional

hipnosis tv

Noticias similares

Uso de cookies

La ORG de hipnosis de España, utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies