Inicio » hipnosis » Hipnosis y el colon irritable 1

Hipnosis y el colon irritable 1

Hipnosis y el colon irritable 1
Valore esta publicación

El síndrome de colon irritable es una patología que afecta en torno al 15% de la población adulta en algún momento de su vida. En España, la prevalencia está estimada en torno al 12.5% de la población mientras que en Francia se sitúa en el 4.%, un 5.8% en los Países bajos, 12.5% en Alemania, 16.5% en Ucrania, 28 % en Croacia y un 14% en Estados Unidos (Quigley, Bytzer, Jones y Mearin, 2006).

Si existe un clásico documentado sobre la eficiencia del tratamiento con hipnosis en una patalogía, sin duda esta es el colon irritable, convirtiéndose en uno de los más estudiados, documentados y utilizados para reducir su sintomatología (Palsson, 2002 y Roberts 2005), así como la depresión y ansiedad asociada al síndrome (Gonsalkorale, Miller, Azfal y Whorwell, 2003)

Los resultados de diferentes estudios, muestran que la hipnosis presenta mejores resultados, en comparación con otros métodos de terapia, ya que produce una mejora sustancial, rápida y dramática en todos sus síntomas (Whorwell 1984, 2005, y Simren, Ringstrom, Bjornsson y Abrahamsson, 2003).

Presentamos en este artículo, las conclusiones de diferentes estudios realizados respecto a la eficiencia de la hipnosis en el tratamiento del colon irritable, donde se muestran los beneficios de la hipnosis en términos de reducción de la medicación, así la práctica desaparición de muchos síntomas gastrointestinales y no gastrointestinales.

Es conocido por cualquier profesional de la psicología, la psiquiatría, o de la propia hipnosis, que esta presenta una gran variedad de utilizaciones en los tratamientos tanto psicológicos como fisiológicos, y es precisamente una de estas aplicaciones, el tratamiento del síndrome de intestino irritable, la que ha proporcionado a la terapia con hipnosis una gran popularidad, ya que los índices de eficiencia mostrados en los estudios, resultan de todo punto indiscutibles.

La terapia con hipnosis, entendida como hipnoterapia, y dirigida al tratamiento de colon irritable se compone de 6 a 12 sesiones. Este protocolo de terapia fue inicialmente desarrollado por Whorwell (1989), y sus pasos clínicos fueron determinados y establecidos en 1990.

check verde Protocolo de terapia con hipnosis para el colon irritable.

El protocolo de terapia con hipnosis de aplicación en los estudios posteriores de resultados, queda establecido y determinado de la siguiente forma (criterio Manning) y protocolizado así (Talley y Spiller, 2002):

  • 1.- Inducción de relajación física total, mediante un proceso sistemático de relajación muscular.
  • 2.- Procesos de re – estructuración de la cognición andamiados a la percepción y comprensión del cliente sobre estímulo – respuesta del estrés hacia los episodios de ansiedad, y su reactiva biológica de irritación del colon.
  • 3.- Procesos de transferencia de calor somático protocolizado, también denominados hipertermia hipnótica (Sociedad de Hipnosis Profesional, 1992) en la zona abdominal.
  • 4.- Desensibilización sistemática hacia miedo, dolor y malestar, así como de sentimientos de preocupación como estresores de la irritación.
  • 5.- Inhibición recíproca andamiada al afrontamiento de estresores, con respuesta comportamental inapropiada.
  • 6.- Contingencias de auto-control y auto-estima asociadas al síndrome de intestino irritable (Naliboff, Frese y Ragpay, 2007).

check verde Estudios de eficiencia de la hipnosis.

Los investigadores estudian diferentes formas de afrontamiento en las enfermedades y dolencias del ser humano, entendiendo y reconociendo cada vez más, la estrecha relación que se establece entre la psicología y la biología, o lo que es lo mismo, entre la mente y el cuerpo. Considerado esto, la pretensión es realizar una revisión exaustiva sobre la utilización y efectividad de la terapia con hipnosis, esto es, hipnoterapia, para el mejoramiento sintomatológico del síndrome de colon irritable, y a ser posible, dar una respuesta social clara a las siguientes preguntas: ¿La hipnosis es efectiva en el tratamiento del colon irritable? ¿Qué resultados y conclusiones relevantes se pueden extraer?

Para la realización de este artículo se consultan dos bases de datos, Science Direct y Pubmed, que se toman como criterio de inclusión en prácticamente la totalidad de los artículos publicados desde el 1990 hasta el 2009.

check verde Consideraciones previas.

Los estudios consultados estiman que únicamente entre el 10 % y el 25% de los pacientes aquejados con colon irritable acuden a la atención primaria, a pesar de ello, esta dolencia provoca un gran impacto económico, estimado en 25 billones de dólares anuales sólo en los Estados Unidos, entre costes directos de atención y costes indirectos de ausentismo laboral.

El impacto relativo a la calidad de vida de las personas es similar y comparable a la depresión y al fallo renal crónico (Lydiard, 2001). Los pacientes aquejados de síndrome de colon irritable, son con frecuencia sometidos a varios procedimientos quirúrgicos entre los que se destacan, histerectomías, cistoscopias y apendicetomías (Camilleri, 2001).

Debe tenerse en consideración a la hora de la elaboración del presente artículo, que al menos el 50% de las personas diagnosticadas de colon irritable, padece de algún trastorno psicológico (Creed, 1999), por lo que estos pacientes muestran una comorbilidad psicológica frecuente con ansiedad y depresión, comparativamente al promedio de la población general (Posserud, Svedlund, Wallin y Simren, 2008).

check verde Sintomatología.

El origen patológico del colon irritable está asociado al estrés psicológico procurado por disturbios en el trabajo o el sueño, disfunciones de la sexualidad, estrés emocional de pareja o familia, y en general aquellos estresores de impacto cognitivo al paciente, que prevalencen por períodos prolongados (Quigley, Bytzer, Jones y Mearin, 2006), definiéndose “como un desorden funcional del intestino, en el cual, el dolor abdominal está asociado con un cambio en los hábitos de defecación, con presentaciones de desordenes en este ámbito” (Camilleri, 2001). Puede también ser diagnosticado como colon espástico, colitis mucosa y colitis espástica (Blanchard, 2001). Es el desorden más común de la gastroenterología en la atención primaria, y suele ser apreciado por el personal facultativo como un desorden benigno, pero en algunos pacientes se cronifica, afectando severamente su calidad de vida (Simren, Ringstrom, Bjornsson y Abrahamsson, 2003).

Los síntomas esenciales del síndrome del colon irritable más frecuentes son: nauseas, dolor abdominal y alteración del hábito intestinal (Gonsalkorale, Toner y Whorwell, 2003). que suponen una sensibilidad visceral, alteración de la motilidad y un transito anormal de gases (Talley y Spiller, 2002), acompañado de frecuente hinchazón en el abdomen, que aumenta en el curso del día, y con tendencia a empeorar después de las comidas (Agrawal, Houghton, Lea, Morris y Reilly, 2008).

Otros pacientes presentan síntomas no gastrointestinales como frecuencia urinaria (21%), dispareunia (9%), fatiga (36%), vértigos (11%), mialgia (29%), dolor de espalda (27%), dolores de cabeza (23%), (Videlock y Chang, 2007 Gonsalkorale, Toner y Whorwell, 2003). Estos síntomas son más comunes en pacientes jóvenes, de menos de 55 años, que en pacientes mayores de 55 años (Hungin, Whorwell, Tack y Mearin, 2006)

Continúa en la 2ª parte

Noticias similares

Uso de cookies

La ORG de hipnosis de España, utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies